Adaptar el hogar a nuestras necesidades es una tarea complicada. Desde buscar la calefacción que más se ajuste y que, además de efectiva, pueda ser de bajo consumo eléctrico. Todo ello unido con las condiciones de aislación térmica que pueda tener nuestra vivienda. Por ello buscaremos qué calefacción central le conviene para su hogar.

Hacer la inversión en un sistema de calefacción central, además de ser costoso, puede ser una decisión de la cual no te vas a arrepentir nunca. Conocer qué recursos tienen disponibilidad permanente para evitar inconvenientes en los que tu calefactor con gas natural, pellets o electricidad dejen de funcionar.

Mantener su hogar siempre apto para su disfrute es una de las sensaciones más agradables y acogedoras, lo que buscamos para nosotros y nuestros seres queridos. Acá conoceremos los beneficios y defectos de las opciones más comunes en calefacción central.

Consideraciones primarias

Para elegir una calefacción que se ajuste a su hogar es necesario conocer qué ambientes deseo calefaccionar, cuánto miden y qué tipo de aislación térmica tiene mi vivienda.

Los espacios se calculan a través de metros cuadrados: Se consideran ambientes pequeños los que tienen una dimensión de 7 a 13 metros cuadrados. Los espacios medianos van desde los 14 hasta los 19 metros cuadrados, siendo los ambientes grandes los que alcanzan los 20 hasta los 25 metros cuadrados.

Por su lado, la aislación térmica se entiende tomando en cuenta diferentes factores. Se consideran hogares con baja aislación aquellos que tengan más de 20 años, que no cuentan con aislación en sus muros, techos, ni termopaneles. Las viviendas con aislación media son sumamente parecidas, solo que sí cuentan con termopaneles. Mientras que las casas con alta aislación tienen menos de 10 años de construidas, cuentan además con termopaneles de PVC y elementos de aislación como fibra de celulosa o lana de vidrio en sus paredes.

Podrá escoger sencillamente la mejor calefacción central y decidir cuál le conviene para su hogar reconociendo las condiciones actuales de su vivienda.

Sistemas de aire forzado

Calefacción central ¿me conviene para mi hogar?

Uno de los sistemas térmicos más antiguos y utilizados, su funcionamiento se basa en un horno sustentado de gas, bencina o electricidad. Dicho horno se encarga de calentar el aire y llevarlo a las distintas habitaciones del hogar mediante un sistema de conductos de ventilación.

Aunque distribuyen el calor de forma homogénea y rápida no se recomiendan por no ser tan energéticamente efectivos. Además de ser ruidosos y propagar alergias por el levantamiento de polvo.

Radiadores de vapor o agua caliente

Calefacción central ¿me conviene para mi hogar?

Se consideran a los radiadores de vapor o agua como sistemas antiguos y poco eficaces. Se encargan de calentar el agua o crear vapor en una caldera para después distribuirse en las habitaciones. Dicha instalación no debe ser obstaculizada por ningún mueble, lo que puede generar un problema en la organización del hogar.

Aunque distribuyen el calor de forma lenta y desigual en las habitaciones son efectivos en su capacidad energética.

Calefacción por losa radiante

Calefacción central ¿me conviene para mi hogar?

Son denominados como la mejor forma de uso para una caldera. Su funcionamiento se basa en una tubería especial ubicada en el suelo por el cual circula el agua caliente. Esto logra distribuir el calor de manera uniforme y constante en toda la habitación calentándola de abajo hacia arriba.

Su elevado costo de instalación y reparación es su mayor problema, también tener que condicionar todas los ambientes para hacerlos resistentes a calor y cambios de temperaturas. Además no es apto para todas las construcciones, se debe evaluar la calidad y el impacto de la instalación a largo plazo en las viviendas.

Estufas de leña o biomasa

Calefacción central ¿me conviene para mi hogar?

Teniendo en cuenta las dimensiones de su hogar, este sistema de calefacción permite distribuir el calor en espacios pequeños. Las estufas podrán ser anticuadas y poco estéticas pero conservan el calor y tienen un costo menor y asequible comparado con otras opciones de calefactores.

Sus daños al medio ambiente por emisión de monóxido de carbono y otros elementos contaminantes lo ubican como una alternativa poco ecológica. Las salamandras o chimeneas alimentadas con leña causan un daño ambiental 6.600 veces mayor que una calefacción de combustibles limpios, según el informe 2014-2018 del Ministerio del Medio Ambiente del Gobierno de Chile.

Aunque actualmente hay opciones modificadas para que puedan alimentarse de otros elementos además de la leña, como son los pellets de aserrín. Estos sistemas de calefacción necesitan una inversión constante en leña o biomasa, también de un amplio espacio en el hogar para su almacenamiento.

Estas estufas pueden implicar problemas respiratorios porque consumen oxígeno activamente. Además que, sin supervisión o cuidado, existe el riesgo de quemaduras graves y hasta incendios.

Estufas eléctricas

Calefacción central ¿me conviene para mi hogar?

Son los preferidos entre los chilenos por su bajo costo de producto, con una instalación económica y poco compleja. Cuentan con excelente eficiencia calórica ya que pueden convertir la energía eléctrica en 100% energía térmica.

Debido a esto, aunado con el costo elevado de la electricidad, implica un precio excesivo en invierno. Aunque tienen distintas capacidades no se recomiendan en ambientes amplios por el uso constante y reiterado del calefactor.

Calefactores infrarrojos

Calefacción central ¿me conviene para mi hogar?

Es uno de los sistemas de calefacción menos conocidos pero cuenta con extensos beneficios. El uso de un recurso poco contaminante como la electricidad junto con su bajo costo de instalación y mantenimiento lo hacen una opción idónea económicamente hablando.

Los calefactores infrarrojos implican paz para tu hogar por ser silenciosos, inoloros e inteligentes. Cuentan con una función smart para economizar el uso del mismo y manejarse desde un teléfono inteligente sin necesidad de interrumpir sus actividades.

Son perfectos para ambientes medianos que con un nivel de aislación adecuado pueden ser de bajo consumo manteniendo los espacios acogedores. Elegirlo como calefactor central del hogar es ideal cuando se tienen distintas habitaciones porque distribuye el calor en los espacios que decidas.

Gracias a la variedad de opciones que IKO te ofrece en sus calefactores domésticos puedes encontrar la solución más eficiente adaptada a tu presupuesto y clima. Brindándote una opción de calefacción central que le conviene para tu hogar y familia.

Leave a comment