Llegó el invierno y nos encargamos de investigar cuáles son las mejores opciones de calefacción para brindarle a nuestro bebé un ambiente sano y agradable. Consideramos cual sistema de calefacción es preferible a través de su ahorro energético, su índice de seguridad y sus consecuencias en la salud.

Ser padre implica tomar muchas decisiones: ¿Qué es lo mejor para mi bebé? ¿De qué forma evito que se enferme? ¿Qué opción me conviene económicamente? Por ello es un problema desconocer las alternativas presentes en el mundo de la calefacción doméstica.

Nuestra responsabilidad es cuidar a nuestros bebés. Teniendo en cuenta lo sensible de su piel y lo curiosos que son, es necesario conocer todos los factores que podrían afectarlos y de qué forma. A continuación les daremos una vista general resaltando los principales beneficios de los calefactores para el hogar.

¿Eléctricos o tradicionales?

Aunque la leña seca y la parafina sean los métodos de calefacción más usados entre los chilenos según 24horas.cl es necesario reconocer su capacidad contaminante y nociva en el entorno de su bebé. 

El uso de dichos sistemas liberan partículas que se mantienen en el ambiente que pueden significar un problema respiratorio en nuestros familiares. Además del riesgo de un accidente doméstico con consecuencias fatales.

Los niños no tienen conciencia del peligro y en su curiosidad desean conocerlo todo lo que en ocasiones, si no tomamos las medidas necesarias, se traduce en quemaduras, intoxicaciones y traumatismos.

Se considera que los sistemas eléctricos son los menos perjudiciales a la salud y el medio ambiente, por ello son la opción más segura para tener en casa.

Radiadores eléctricos

Son ideales para hogares de gran tamaño porque distribuyen el calor de forma homogénea. Su funcionamiento es sencillo: consta de canales por los cuales circula aceite de baja densidad que sirve para calentar su superficie y al entrar en contacto con el aire asciende de forma natural calentando el ambiente.

No necesita mantenimiento constante, ni instalaciones elaboradas por lo que es un sistema que se considera independiente. Aunque presenta diferencias de temperaturas entre el suelo, que se mantiene tibio, y el techo, que por el contrario absorbe todo el calor.

Se deben tomar ciertas consideraciones al momento de ubicar el radiador en casa, dejarlo al alcance de su bebé puede causarle una quemadura leve.

Estufas de Biomasa

Tienen una excelente capacidad calórica, son más ecológicas y generan muy pocos residuos. Consumen un combustible que no es nocivo, además, son sistemas con un alto nivel de rendimiento.

Sus requerimientos de instalación son algo complejos como una salida de humos y una toma de corriente cercana a dicha salida. Este tipo de calefacción demanda un mantenimiento semanal de limpieza y combustible.

Es necesario aislar la estufa del bebé porque en cualquier descuido podría ocurrir un accidente con quemaduras graves. Los residuos que genera la estufa también pueden ser dañinos para las afecciones respiratorias que pueda tener su bebé.

Termoventiladores

Uno de los más adquiridos en Chile por su facilidad de instalación y costo. Suelen ser de tamaños portátiles por lo que su ubicación se puede variar sin mucho esfuerzo. Aunque por la misma razón se recomienda su uso en espacios pequeños: para calentar el baño antes de una ducha o la habitación antes de acostarse.

Evitan quemaduras siendo muy seguros en un ambiente con niños o mascotas. Asimismo tienen una baja potencia térmica y se sugiere no tenerlo en funcionamiento constante por generar un alto costo eléctrico.

Calefacción infrarroja

Es uno de los métodos de emisión térmica menos conocido aunque es ideal en cuestiones de ahorro: Según el sitio Inarquia se estima que la calefacción por infrarrojo reduce el consumo eléctrico hasta 50% menos comparado con calefactores eléctricos tradicionales.

El principal atractivo de la calefacción infrarroja es su manera de distribuir el calor en el ambiente. Este funciona a través de ondas que generan calor sobre las superficies, por lo que no calienta el aire sino los objetos que le rodean. Significando a su vez un problema menos a bebés que presenten enfermedades respiratorias.

En IKO tenemos distintas soluciones para su hogar con nuestros calefactores infrarrojos de bajo consumo. Perfectos por su tamaño, que además de convenientes, son discretos y su instalación suele hacerse en techos para una mejor distribución de la emisión térmica.

Es un aliado del descanso de nuestras guaguas por no emitir sonido alguno. Además de silencioso no produce olores incómodos. Preservando la calidad de sueño de tus seres más queridos.

Factores relevantes en la elección de un calefactor

Cuando piense en cuál calefacción es la mejor para su bebé tenga en cuenta que esto dependerá también de los ambientes que desea calentar, del aislamiento presente en las habitaciones y en la tranquilidad que les puede traer invertir en un sistema de calefacción seguro, saludable y efectivo.

Leave a comment